La Importancia de Pedir una Entrevista por Temor Real

Ha sido un invierno excepcionalmente frio en Rio Grande Valley en South Texas. Es el tipo
de invierno en que estoy segura que los tan famosos Snowbirds, o jubilados que vienen al
sur en época de invierno, desearían haberse ahorrado el viaje y quedarse en el norte. Por lo
general los inviernos aquí son bastante templados, raramente se necesita más que una
chaqueta. El clima perfecto para inmigrantes que arriesgan sus vidas sendereando a través
de la maleza por días para poder llegar a la Tierra de los Libres y Hogar de los Valientes.
Pero no este invierno. Los colegios cerraron por días de nieve/hielo. Los refugios abrieron
en los colegios locales para los residentes sin calefacción en sus hogares. Como resultado
vimos una bajada de inmigrantes intentando entrar al Valle del Río Grande.

La marmota también haber visto su sombre este año porque ha sido además un invierno
largo. Pero ahora estamos a mitad de marzo y las temperaturas permanecen en los 21°C
durante el día. En Molina Law Group, las semanas anteriores tuvimos un incremento de
llamadas de gente de todo el país con familiares que han sido detenidos por el
Departamento de Seguridad Nacional. La mayoría de los hombres son llevados a Port
Isabel, Karnes o Pearsal, mientras que la mayoría de las mujeres son llevadas a Coastal
Bend, en Robstown, Texas.

Casi siempre estos individuos son procesados y sujetos al Proceso Expedito de Expulsión.
Este es un tipo especial de deportación provisto por la ley para inmigrantes recientes
detenidos dentro de las 100 millas de la frontera de Estados Unidos y México. Se les dice
que no tienen derecho a ver un Juez de Inmigración, y es cierto. Si no se toman las acciones
correctas rápidamente, estas personas volverán a sus países tan pronto se realicen los
preparativos del viaje. De vuelta al mismo peligro e inseguridad del que escaparon en
primer lugar.

Sin embargo, la ley también establece que Estados Unidos no puede deportar a una persona
a su país de origen si él o ella expresa un temor de regresar a ese país sin una oportunidad
de demostrar que su temor es creíble. Desafortunadamente, esta advertencia no suele ser
explicada a los inmigrantes. O a algunos se les dice que serán detenidos durante años si
piden protección.

Luego de un largo viaje, la mayoría son albergados en celdas temporales (llamadas hieleras,
debido a que el termostato está ajustado a muy baja temperatura, aparentemente para evitar
la propagación de gérmenes). Los mantienen en ese lugar hasta por una semana antes de
transferirlos a los centros de detención formales. Las personas pasan frío, cansancio,
hambre y a veces se enferman.

Para pelear por una Expulsión Expedita, el inmigrante debe pedir una Entrevista sobre
Temor Real con la oficina de asilo. Hay trámites disponibles para que los detenidos pidan dicha entrevista, pero a veces el pedido es extraviado y rara vez es confirmado el recibo del
trámite. Durante la entrevista, los oficiales están entrenados para detectar inconsistencias, y
en ese caso el inmigrante puede ser encontrado como no creíble, y expulsado a su país de
origen.

En Molina Law Group estamos para servirle a usted y a sus seres queridos que estén
detenidos. Podemos pedir inmediatamente una entrevista sobre Temor Real y preparar
adecuadamente al detenido para la misma. Una vez que encuentren al inmigrante como
creíble, él o ella tendrá derecho a salir de detención con una fianza. Todo este proceso lleva
por lo general cerca de dos meses.

Comprendemos que los inmigrantes suelen ser detenidos en fines de semanas y a la tarde, y
por esa razón podrá ponerse en contacto con un representativo entre las 8 y las 21 horas
(CST) los días de semana, y de 9 a 21 (CST) los fines de semana.

This post is also available in: Inglés